La Ciencia es actualidad. Carta abierta a Ana Pastor

Reproduzco a continuación la carta abierta escrita por Sergio Perez Acebrón, dirigida a la directora del programa “Los desayunos de TVE” Ana Pastor, donde se aborda la deficiencia informativa en los medios de comunicación sobre la divulgación científica. La ciencia también es actualidad. Ha sido publicada en el blog Amazings y quien desee puede hacerse eco en su propio blog.

Estimada Sra. Pastor,

Le escribo en relación al programa “Los Desayunos de TVE” que usted dirige y que, gracias a la programación online, puedo disfrutar cada día desde Heidelberg (Alemania). Considero que dicho programa es el referente español en el análisis de la actualidad y no podría recomendar mejor opción para aquel que quiera estar bien informado.

Por “Los Desayunos de TVE” han pasado figuras relevantes del panorama político y social español así como destacados mandatarios extranjeros. La lista abarca a políticos, escritores o artistas; por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, no tengo constancia de que ningún científico haya sido jamás invitado al programa. Más aun, habría que remontarse a las crisis médicas de las bacterias en las verduras alemanas o la Gripe A para encontrar algo de información científica.

Como científico me apena esta situación que además se extiende por casi todos los medios informativos del país. Considero que la ciencia también es actualidad y que el debate de temas científicos tiene cabida en programas de actualidad como el suyo. Son temas que influyen a los ciudadanos ya que marcan -entre otros aspectos- el futuro económico del país, los modelos energéticos, avances médicos que afectan a nuestra salud o el conocimiento que nos permita tomar decisiones más eficientes.

Por poner un sólo ejemplo: escribo estas líneas tras firmar un manifiesto de apoyo a los investigadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe en Valencia. Muchos de ellos perderán su puesto de trabajo en los próximos días por culpa de una lamentable e incompetente planificación por parte de varios organismos públicos. Con el desarme de dicho centro se cercenan avances en biomedicina cuyos resultados y aplicaciones ya sólo podremos soñar.

No pretendo interferir en la forma de dirigir su programa ni marcar a quién ni cómo entrevistar. Simplemente escribo estas líneas para que usted y otros periodistas consideren que la ciencia también tiene cabida en la agenda de la actualidad. Los avances científicos, así como las medidas que los favorecen o entorpecen, nos afectan a todos los ciudadanos. Quizás no hoy, pero sí mañana.

Atentamente,

Dr. Sergio P. Acebrón
German Cancer Research Center (DKFZ)

Anuncios
Publicado en Actualidad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Capítulo 3 Parte 1 – Fase de prueba: experimento LR-100.

Hola de nuevo lectores. Hacía tiempo que no publicaba nada sobre la historia pero no os preocupéis que será para largo. He dividido este capítulo, en principio según exigencias de la historia, en dos partes. Pronto publicaré la segunda parte del capítulo.  Espero que os guste, un saludo!

5 – Día 5

Era un bonito día de domingo. El sol quemaba su último cartucho de vida en el atardecer, para dejar paso a la fría noche de invierno. Todo era bonito, el verde césped, Bruno jugando a correr en él, … pero había una persona allí que me hizo perder cualquier intento de esperanza para finalizar de manera adecuada el día. “La verdad es que este largo año se me ha hecho bastante duro para mí” – hablaba Yuki mientras sus ojos tornaban a entristecerse. “No creo que fuera muy duro para alguien que ha estado vigilando a otra persona.” – respondí con ánimos contrarios a lo que su gesto me mostró. “Ya no puedo contenerme más Yujiro…” – dijo con voz entrecortada Yuki y repentinamente se abrazó fuertemente contra mi pecho comenzando a llorar. “Pero, ¿qué sucede? ¿Acaso he dicho algo que te haya molestado?” – respondí por cortesía ante tal situación. No obtuve una respuesta debido a que no dejaba de abrazarme con todas sus fuerzas y llorar de una manera entrecortada, en una amalgama de tristeza y emoción a la vez. La dejé que se desahogara y cuando hubo terminado de echar todo lo acumulado dentro me dijo estas palabras: “No has dicho nada malo. Simplemente que te echaba de menos… echaba de menos tus discusiones contra el mundo y tus absurdos inventos. Siempre esperaba un hola cariño cuando llegabas a la oficina, pero nunca se dio. Ya no podía aguantarlo más y el incidente de los Over humans me ha hecho temer por mí y por tu vida.” – respondió de una manera sosegada mientras le presté mi pañuelo para que aliviara su cara de las lágrimas que la recorrieron.

Intenté analizar una situación posible, que yo viviera con esa mujer durante mi vida y no la recordaba de ningún otro sitio, pero mi corazón se estremecía mientras intentaba recordarla de no sabía donde. “Puede parecer un poco frío por mi parte pero, ¿a qué te refieres con que me echabas de menos?, y ¿por qué temes por mi vida?” – pregunté. “Éramos novios Yujiro … pero veo que los Over humans hicieron bien su trabajo.” – respondió para clavar en mi cuerpo una extraña sensación de felicidad y angustia al mismo tiempo que luchaba, en un intento desesperado, por entender su origen. “Vaya… ¿Novios?… jajaja. Eso la verdad es que no entra en mis planes pasados. Por lo que veo vamos a tener que hablar durante un buen rato más. Y ya que está comenzando a anochecer deberíamos cambiar nuestro lugar de conversación por otro más cómodo.” – le sugerí a Yuki mientras levantaba la mano avisando a Bruno de que el tiempo de juego se había acabado. “Está bien. Conozco un sitio cercano para cenar y seguir hablando de esto. Pero si no te importa me gustaría ir de tu brazo por el camino… es algo que llevo esperando desde hacía mucho”.

14 de Enero de 2029 19:30 horas. Llegamos a un restaurante muy variopinto en el que la temática principal era el culto a la música de jazz y a la historia de ella en el siglo XX. Lugar muy acogedor por cierto. Una vez ordenamos la comanda al camarero, Yuki retomó la conversación en el punto donde se concluyó en el parque. “Voy a ir por partes ya que el punto principal ya te lo he contado.” – hablaba Yuki mientras yo prestaba especial atención. Tiempo atrás, cuando empezó el experimento de los Over humans se seleccionaron a los mejores especialistas de diversos campos de la ciencia y medicina para realizar las investigaciones sobre el pueblo de Akarium. En principio todo el personal de trabajo de las instalaciones debía firmar un contrato de confidencialidad y como consecuencia debía donar sus muestras o experiencias mentales al proyecto. Dichas experiencias se recogieron con el sistema NPS al principio del proyecto, pero claro nadie sabía de qué se trataba ni qué finalidad tendrían esas muestras. Simplemente era un procedimiento rutinario para aquellos que formasen parte de las instalaciones. “Partiendo de la base de que has leído los informes que tú mismo hiciste, entenderás el significado del proyecto y su finalidad actualmente. Claro, hasta donde se pudieron hacer informes en aquel año, ya que la fecha de la última actualización fue ayer 13 de enero cuando subí el fichero pero correspondía al año 2023.” Era cierto. El informe esclarecía muchas dudas sobre los pros y contra del sistema. Yuki siguió hablando esta vez, no del experimento, sino de lo que sucedió a partir de ese último informe.

Era el día 21 de noviembre de 2023 y se disponían los soldados de las instalaciones a realizar el cambio de turno del final del día. Todo parecía normal en el ambiente y nosotros estábamos cenando en el comedor del laboratorio. De pronto las sirenas sonaron y un gran estruendo sacudió la sala. Eran algunos ciudadanos rebeldes, que hartos de los militares, atacaron la instalación en la noche para crear confusión y coger desprevenidos a aquellos que se encontraran durmiendo en las habitaciones. Los soldados empezaron a avisar por megafonía de que aquellos que pudieran abandonar las instalaciones lo hicieran cuanto antes, dado que les superaban en número los ciudadanos. Sin pensarlo dos veces fuimos a nuestras habitaciones a coger lo más indispensable para guardarlo en nuestras maletas. Mientras yo encontré todo lo necesario, tú te dispusiste, en un inútil esfuerzo, a copiar las últimas investigaciones del proyecto en tu disco duro. “Ese fue el detonante de que hoy estemos tú y yo en esta mesa y hablando de esto Yujiro. Yo te rogué que lo dejaras pero no me hiciste caso. Simplemente me dijiste que fuera a la salida que ya me alcanzarías.” – contestó Yuki volviendo otra vez a poner ese gesto de tristeza. Así fue, no pudiste alcanzarme. Los ciudadanos de Akarium entraron en las instalaciones e hicieron prisioneros a todos los investigadores. Los demás fueron asesinados o a saber, porque no pude apreciar rastro de ninguna persona sin uniforme blanco entre los rehenes. “Yo pude mezclarme entre la multitud y esconderme dentro del poblado durante varios días antes de que pudiera huir de allí. La verdad es que lo pasé muy mal y además no tuve noticias de ti. Simplemente escuché de unas personas que pasaron cerca de mi escondite que habían realizado lavados de memoria a los rehenes que capturaron y los dejaron en libertad lejos de Akarium en otra ciudad.” – comentaba Yuki mientras sacaba unos documentos de su bolso donde comenzó a leer como una especie de documento técnico.

Según explicaba el informe, los Over humans utilizaron el sistema NPS para introducir en los investigadores las vivencias entregadas al proyecto en sus comienzos, para que así olvidarán todo el año que allí permanecieron. Además se incluyó una información “extra” o una excusa para que nadie sospechara de porqué se encontraban lejos de casa. La excusa para que nadie se percatara de algo extraño fue que a todos los investigadores se les invitó a un congreso mundial sobre el sistema NPS cerca de donde estaban las instalaciones. Todo estuvo manejado por los Over humans y ninguno de los asistentes pareció sentirse interesado en nada que no fueran las exposiciones de diversos expertos en la materia. No sabían que estaban siendo llevados al corral por el lobo. Todo les salió como esperaban y nadie supo de la existencia de ellos hasta hacía menos de un año. “Aunque no es del todo cierto, porque yo conseguí escapar y llevarme conmigo algo que desarrollaron ellos para poder atacar con precisión las instalaciones. Se trata de esto”. – hablaba Yuki mientras sacaba de su bolso una fotografía de aspecto reciente que mostraba como una especie de casco espacial con algunas conexiones externas. “Este casco permitió a los Over humans realizar experimentos aparte de los realizados en las instalaciones. Además de que el tamaño era menos considerable que las habitaciones en las que se encontraban los sistemas NPS. Y sí, contiene el sistema NPS en su interior.” – concluyó Yuki, mientras me entregaba la fotografía. La verdad es que me horrorizó la idea de que en ese simple mecanismo viviera el sistema NPS que tanto miedo ha creado en la población mundial. “¿Dónde tienes el mecanismo?… Un momento, ¿no estará ese mecanismo relacionado con el peligro de nuestras vidas, no?.” “El mecanismo está a buen resguardo en mi casa. Y, sí, es el motivo de que mi vida y la tuya estén en peligro.” – dijo soltando un suspiro como de resignación. Como si fuera inevitable ese destino al que estábamos ligados en la actualidad. “Creo que deberíamos dejar esta conversación por hoy, ya que se esta haciendo tarde y mañana tendremos que seguir con nuestras vidas de momento. En la tarde de mañana te contactaré para llevarte el mecanismo a tu casa y hacer las pruebas que veas pertinentes si quieres en él.” “Me parece bien. Aún tengo que asimilar muchas cosas de lo sucedido hoy y no me vendría mal descansar un poco la mente.” – afirmé con una sonrisa estúpida mientras miraba al oscuro cielo de Silvigan. Al salir del restaurante Yuki me despidió con un beso y me deseó las buenas noches. Me alegré en ese entonces de que en el pasado tuviera vida social, cosa de la que no gozaba en la actualidad.

6 – Día 6

15 de enero de 2029. Ese lunes cuando abrí mis ojos obligado por el timbre de mi despertador, sentí como si me sintiera distinto, como si fuera una nueva etapa en mi vida. Esta nueva etapa me iba a traer muchos dolores de cabeza, pero ¡qué demonios!, de cosas peores he salido. Mientras me disponía a desayunar empecé a recordar como era la imagen de Yuki en mi mente. Una mujer asiática de dos años menos que yo, 28 años, pelo oscuro, de unas proporciones occidentales y de una altura relativamente cercana a la mía. No debería de fantasear con algo de lo que aún no estoy muy seguro. Así, pensando, me dirigí al ascensor que me llevaría de vuelta a la cruda realidad en la que vivía para encaminarme al trabajo. Una vez atravesé las puertas de aquella infernal estructura metálica donde disponía mi vida semanal, me tope con mi jefe del área de desarrollo. Se llamaba Fujimoto Midori y aunque pareciese increíble sus rasgos no eran asiáticos sino occidentales. Con un tono serio y amenazante me dijo: “Yujiro este mes tu rendimiento está muy por debajo de tu potencial. Debes esforzarte por dar lo mejor de ti”. A lo que asentí con la cabeza con un gesto de sumisión y dejando salir de mi boca un “lo siento señor, no volverá a pasar”. No pretendía enfadar a mi única fuente de ingresos en aquellos momentos de incertidumbre. Y el motivo de mi falta de rendimiento era que cada vez pasaba más tiempo en mis estúpidos inventos que siempre fracasaban. Pero dejémosnos de rodeos, que lo mejor estaría por llegar al finalizar la jornada laboral.

Eran las 14 horas y salí a comer con Yuki a un bar familiar cercano a la compañía, ya que ella luego me prometió que me enseñaría aquel “dispositivo” que no dejaba de consumir mi intriga. Al terminar de comer, fui al apartamento de Yuki que se encontraba unas calles más allá del mio. Cuando entré en el salón me dijo que esperase que se iba a cambiar el uniforme de trabajo. De mientras, yo observaba el mecanismo dispuesto en la mesa del salón, como esperando a un individuo tan loco como yo para ser manipulado. Una vez tuve esa especie de casco en mis manos comprobé que era muy liviano y parecía de un material poco convencional, como acero pero se veía que el paso de los años no había hecho desgaste en él. Le salían por los dos lados una hilera de cables que confluían en el centro superior del mismo en una especie de microcontrolador donde se podían insertar datos a través de algunas conexiones. “¿Cómo conseguiste esto?, ¿Tiene la última versión disponible del sistema NPS?” – pregunté mientras giraba el casco y observaba por su interior. “Pues lo conseguí al robarlo de una casa de Akarium el día después de que asaltaran las instalaciones. Sería mejor que no preguntases como logré sacarlo de allí. Y, sí, tiene la última versión del sistema NPS que se desarrolló en el laboratorio, ya que el comercial que se distribuyó a los países era de la versión original. Esta versión no tenía el problema que tiene el actual modelo.” – hablando Yuki en la lejanía de su apartamento. “¿Lo has probado con alguien?” – pregunté. “No, no he tenido ese gusto aún. Dado que temí que ocurriera algo que llamara la atención de los Over humans.” “Ya veo.” – respondí mientras pensaba en que animal o persona iba a probar dicho experimento. “Según el informe este prototipo o versión no causaba problemas. Entonces creo que he encontrado el primer animal sobre el que haré pruebas para verificar si aún funciona.” “No creo que lo hagas.” – dijo Yuki recién llegada al salón vestida. “Por supuesto, él comparte la misma afición que yo por esto. Y además no me voy a limitar a los simples conceptos de hacerlo correr ni nada por el estilo. Voy a ser más ambicioso dado que estuve de instructor hace unos años de este sistema y sé como utilizarlo. Además no le supondrá ningún problema.” “¿Sabes porqué entraste de instructor en la base militar del norte, no?, ¿no te resulto extraño que fueras escogido entre tantas vacantes? Porque yo saboteé los sistemas de selección de personal y coloqué tu ficha entre las primeras disponibles.” – comentaba Yuki soltando una carcajada maligna de esas que me caracterizaban. “Ahora que lo comentas, no le presté importancia pensando en que mi día de suerte acabada de llegar. Gracias por hacerme participe del experimento indirectamente. Pero, ¿no lo harías para que tanto tu como yo supiéramos manejar esto, no?” “Ese es el motivo principal.” – asentó Yuki.

Una vez se acabaron las conversaciones sobre nuestro pasado, tocaba el momento de pasar a la acción y para ello fuimos a mi apartamento en donde disponía de suficientes recursos para hacer mi experimento. El animal que iba a servir como conejillo de indias sería Bruno. Sí, mi inestimable compañero de fatigas perruno sería el primer sujeto al que someteríamos el sistema NPS. Pero esta vez quise probar algo que nunca antes, que supiéramos, se probó. Consistía de otorgar a Bruno de capacidad de habla. Suena descabellado pero se me ocurrió dado que el sistema podía seleccionar partes del cerebro o de la capacidad para transmitir dicha información. Dicho esto me coloqué el casco y conecté los conectores del mismo a la computadora donde tenía dispuesto el sistema NPS para una primera recepción de datos. Sentí un poco de cosquilleo por mi cuerpo cuando activé el sistema, pero fue momentáneo. En pocos segundos disponía en la computadora de mi propio cerebro virtual a disposición de usarlo en el receptor adecuado. Seleccioné las áreas del cerebro que pertenecían a la capacidad del habla: el área del lenguaje hablado y el área de comprensión del lenguaje hablado. Y una vez preparado el ensayo, coloqué a mi querido amigo en el sillón del escritorio para que los cables y demás tuvieran la suficiente holgura para comodidad del anfitrión. Yuki me miraba con cara de preocupación al ver mi rostro ciego de curiosidad y locura: “Yujiro, ¿estas seguro de lo que vas a hacer? Bruno es un perro y no creo que tenga la capacidad de razonamiento de un ser humano.” A lo que respondí con una mirada malvada: “Eso es lo que dice la teoría. Pero Bruno no es un perro normal. Tiene una parte de su cerebro reconstruida de un infarto cerebral que sufrió hace unos años con unos implantes de nanobots. Todo cortesía de la medicina militar de la base en la que estuve.” – contesté dejando a Yuki un poco asombrada de que esa información la desconociese de su vigilancia. Esos implantes fueron introducidos para poder procesar una mayor información en su cerebro útil en un menor espacio. Principalmente se usaban en soldados que habían sufrido alguna herida de guerra o similar en el cerebro, siendo esto de mucha utilidad dado que la parte muerta se extraía sustituyéndola por un material biológico con altas concentraciones de nanobots que hacían de cortex neuronal a las mil maravillas. Dicho esto até el casco a la cabecita de mi perruno experimento y me alejé un poco una vez coloqué la cuenta atrás en varios segundos para que se activase al separarme de Bruno.

Pasaron los segundos… y de repente se escuchó el sonido de “completado”, como si fuera un microondas, de la computadora.

Publicado en Ciencia-ficción | Etiquetado , , | 1 Comentario

Capítulo 2 – El extraño remitente.

Hola de nuevo lectores. Para no perder la costumbre os doy paso al siguiente capítulo. Espero que os siga atrapando la historia, porque conmigo ya esta funcionando. Nos leemos en el siguiente capítulo!

日3 – Día 3

¿Quién podría ser aquella persona?, ¿YS?, fuese quién fuese parecía estar en un apuro pero no aportaba ninguna información extra en el mensaje… Esto parecía no tener mucho sentido pero por lo pronto investigué en profundidad el documento anterior en donde venía una relación con los “Over humans” y unos extraños conceptos que encendieron mi inquietud. El documento contenía en el resumen el siguiente párrafo: “El proyecto NPS conllevó una evolución en el ser humano tal y como se le conoce, pero lo que no se conocía es que ese ser evolucionado dejó de ser humano como tal y paso a su estado más primario de la evolución: a ser animal”. El contenido del mismo especificaba con detalles algunos experimentos que fueron llevados a cabo en la población de Akarium por los militares de la zona durante el tercer año de la puesta en marcha del proyecto. “Este experimento deberá mantenerse bajo estricto secreto a la sociedad pública y a los gobiernos del mundo. Todo aquel que escape de la aldea o difunda sobre la existencia de esto deberá ser eliminado sin excepción.” Estas líneas rezaban con un profundo color negro en todas las esquinas de cada hoja del documento. La verdad es que no me hubiera gustado formar parte de aquellos trabajadores. Proseguí leyendo objetivos y detalles técnicos del pueblo en sus orígenes: eran una población de las montañas en donde habían permanecido ajenos a la revolución tecnológica en la medida de lo posible pero cuyos ciudadanos gozaban de una salud y longevidad fuera de lugar en esos momentos. Disciplinados y obedientes se dedicaban en cuerpo y alma a las labores del día a día en los oficios más dispares que ya se perdieron hacia muchísimo tiempo. Parecían haber salido de la nada y que nadie supiese de ellos hasta la fecha. La lectura se me hacía monótona y aburrida hasta que llegué a un punto en donde había un título en tono rojizo donde decía “Fuente de la sabiduría adquirida: Mentes”. Vaya, esto sí que es interesante ¿una fuente de sabiduría a través de las mentes?, esto suena a experimento de esos que tienen un final no muy feliz.

El experimento LR-100 consistía en la adquisición del conocimiento ajeno de otras personas o animales y acumularlo en una especie de contenedor biológico o sistema neuronal vivo, ya fuera un animal cualquiera o un humano. Se sometieron a ensayo con ratones e hicieron lo siguiente: escogieron cuatro ratones y a tres de ellos les obligaron a hacer un recorrido que se componía de 3 tramos en total para llegar al final. Cada uno de los tres ratones completó un tramo del recorrido y una vez concluido el ensayo, mediante la implantación del sistema NPS hicieron una transmutación de la información o experiencia obtenida en el receptor final que fue el cuarto ratón. Este último completó el recorrido con éxito en el primer intento que dispuso para realizarlo. Funcionaba, parecía que el sistema funcionaba en un 95% de pruebas similares que se realizaron. Pero claro ahora surge la siguiente pregunta, si el sistema NPS estaba asociado a los problemas de degeneración neuronal en los soldados, ¿les debería de suceder lo mismo a los animales del ensayo?. Esta pregunta surcó mi mente fugazmente, y fugazmente obtuvo su respuesta. “Se ha mejorado el sistema NPS para que solo sea capaz de introducir en el sujeto la experiencia seleccionadas por el campo del cerebro sobre el que se quiera dar prioridad. En las versiones anteriores simplemente hacia un volcado literal de la mente del individuo con la experiencia y se insertaba directamente en el receptor”. Ahora entendía porqué muchos soldados una vez que pasaban la fase alfa del entrenamiento con el sistema decían que no solo habían superado sus miedos, sino que tenía otros recuerdos del sujeto emisor. Además, muchos consiguieron habilidades nuevas que no sabían que tenían y otros las perdieron. Era inevitable que efectos secundarios tan leves salieran a la luz, pero a nadie pareció importarles siempre y cuando se rentabilizara en el campo de batalla.

“Según se iba experimentando en animales de mayor complexión física se constató que algunos animales a los que se les extraían las experiencias vividas, las olvidaban por completo y en algunos casos volvían a estados psicológicos de etapas de recién nacidos o cachorros con pocos meses de vida.” Este fue el problema principal al que se sometieron los primeros sujetos del proyecto NPS, pero nadie les avisó de ello. Lo bueno es que en esta fase el proyecto los emisores eran los perjudicados no por ello los receptores. Hasta aquí podría parecer todo normal, pero la fase última de la experimentación con humanos llevó la investigación a un punto bastante inusual. Experimento LR-200 “Over humans”; se podía leer al comienzo de la página. En un primer momento los resultados obtenidos con animales auguraban una buena recepción en los humanos y se procedió a su puesta en práctica con los ciudadanos más jóvenes y fuertes de la aldea. Se realizó el mismo ensayo de los ratones y demás animales, realizando el recorrido compuesto de tres tramos por tres de los cuatro humanos que participaron. Después de la conclusión del recorrido se empleó el sistema NPS para transmitir la vivencia de los otros tres al receptor último, y como fue de esperar cumplió con las expectativas al realizar en el primer intento el recorrido sin fallo alguno. Pero al contrario que los demás animales, la capacidad cerebral del ser humano permitió que los emisores de la experiencia no perdiesen esa información como pasara anteriormente con los demás animales. Este hecho supuso un punto de inflexión en la investigación, ya que el problema de la eliminación de los emisores suponía que el experimento tenía una fase de no retorno de conocimientos siempre que no fueran excesivamente cruciales para la supervivencia del emisor.

Los habitantes de Akarium fueron sometidos en su totalidad al ensayo con el sistema NPS para comprobar si la efectividad era de un 100% y así fue, todos evolucionaron igual que el ciudadano que fue sometido en primera instancia en las instalaciones del pueblo. Todo no quedó en un simple mecanismo de experiencias simples, sino que intentaron aplicar dichos conocimientos a campos tan diversos como la tecnología, la medicina, las matemáticas, la física y un sinfín más de campos científicos en los que hubiera que emplear una gran capacidad mental para desarrollar problemas complejos. “Partiendo de la base de que a varias personas se les enfrentaba a un mismo problema de las n formas posibles, estos obtenían una solución al mismo que se trasladaba al sujeto receptor que partía con más información relativa al problema para una agilización en su resolución.” Vaya parece que les fue tan bien que el mundo exterior no lo hubieran necesitado para nada en absoluto, ya que para ellos seríamos como una raza inferior de animales o mejor dicho seres humanos. Y mis sospechas no andaban desencaminadas ya que según el último reporte de información en el documento databa de finales del tercer año, en diciembre de 2023. “Algunos de los ciudadanos han burlado la vigilancia a la que eran sometidos y durante algunos días en la nocturnidad se reunían en secreto para algo que nos esta empezando a inquietar. Seguirán las investigaciones al respecto para hallar a los responsables.” – eran las líneas del último informe del documento. Era de esperar que un pueblo oprimido y vigilado constantemente se revelara contra sus captores, es la naturaleza del ser humano. Y en este caso, se enfrentaron al peor de los enemigos: seres humanos entrenados por ellos mismos para el combate, no militar, sino científico de mil maneras posibles. Fue la perdición de los mismos ya que este fue el último informe que había después de que se reportara cada semana uno nuevo y diferente. ¿Qué fueron capaces de desarrollar?, nadie lo sabía aún pero en el corto tiempo que se dieron a conocer todo lo que les rodeaba era más avanzado a lo que por entonces teníamos a mano los mortales. Les dimos todo nuestro conocimiento y ellos han partido de una nueva evolución. Mientras nosotros corríamos por un prado, ellos nos observaban como lo recorríamos desde los cielos.

Al terminar de ojear el documento recordé vagamente como alguno de los altos mandos de la base militar donde trabajé comentaron algo sobre un incidente con unos ciudadanos que se enfrentaron a las fuerzas militares. Pero claro, en un mundo en constante guerra pasaría desapercibido algo tan banal. Dicho esto me levante de mi escritorio para contemplar por la ventana como el atardecer hacía de las suyas, porque el día tocaba a su fin. Bruno parecía dormir plácidamente en su cama, ajeno al ruido de ir y venir de vehículos en las calles. Era un sábado como otro cualquiera, nada que hacer nada que proponer. Simplemente bajé por algunas provisiones a la tienda de debajo de mi piso para hacerme la cena. “Toda esta monotonía me está matando” – suspiré antes de cerrar los ojos para empezar el siguiente día con resignación.

日4 – Día 4

14 de Enero de 2029. “Hoy amanecemos con un día soleado y despejado en todo el país. Es hora de salir a la calle y disfrutar del día” – dijo el hombre del tiempo mientras bostezaba por la mañana antes de disponerme a salir a hacer eso mismo. Salí a dar un paseo por la ciudad para que me diera el sol un poco y para que Bruno sintiera que no solo es el único perro del vecindario. Para mi sorpresa en el trayecto hacia el parque más cercano, vislumbré una figura femenina a lo lejos que llevaba paseando un precioso dálmata. No le di importancia al animal perruno, ya que mis ojos no se apartaron de la silueta femenina porque me resultaba familiar… muy familiar. “Hola Yujiro” – me contesto Yuki que era esa bonita figura a la que contemplaba entusiasmado. “Hola Yuki, vaya parece que compartimos la misma afición por las mascotas. Sin embargo, yo soy más modesto con mi bulldog francés. Mi piso no da para más espacio la verdad.” El comienzo del día no pudo empezar mejor, ya que por lo menos no tendría que hablar yo solo con el mundo; esta vez alguien me escucharía decir estupideces y tonterías de mis investigaciones. Pasamos la mañana sentados en el parque contemplando como nuestras mascotas jugaban en el césped tan grande y verde que allí brotaba. “Oye Yujiro, ¿qué tal andan tus investigaciones?” – a lo que sorprendido contesté: “¿Cómo sabes de ello? Yo nunca suelo hablar con nadie de mis investigaciones.” “Porque he estado espiándote durante este último año, para ver tus movimientos e investigaciones que realizabas” – cerró su turno de conversación esbozando una sonrisa.

Me quede petrificado. No sabía que contestar. ¿Espiándome? ¿A mí?, un simple don nadie al que le escaseaba la cordura… siendo controlado. “Me dejas sin palabras Yuki. Yo sé que en la oficina parecía de tu simpatía, pero no hasta este punto tan extremo. ¿A qué se debe eso?” – pregunté con la opción de en cualquier momento poner pies en polvorosa lo más rápido posible a no ser que obtuviera una respuesta que me tranquilizase. “Ayer pudiste leer un documento en el que se hablaba sobre el experimento de los Over humans, ¿cierto?”. “Así es.” – respondí. “¿Recuerdas las iniciales del que firmaba el documento?. “Uhmm… si mal no recuerdo eran YS, ¿y eso qué tiene que ver con todo esto?” – pregunté ya un poco preocupado. “Todo tiene que ver con ello. Con que hoy estemos aquí hablando. Esas iniciales pertenecen a tu nombre, Yujiro Saburame. Tú escribiste dicho documento.” – respondió Yuki con absoluta confianza en sus palabras como si fueran grabadas en su mente durante mucho tiempo, tiempo que acababa de finalizar para mi horror. “¿Qué?, esto debe ser una broma de mal gusto. Es imposible que yo haya podido escribir eso. Yo nunca he participado en ese experimento. Ni conocía de la existencia de los Over humans hasta el incidente del NPS.” – respondí nervioso. “Te equivocas. Tú y yo pertenecimos a uno de los grupos de investigación del experimento LR-200. Sin embargo, no todo salió como esperábamos.” Mi pulso torno a acelerarse por momentos, “¡Eso no puede ser posible!. No recuerdo nada de haber participado en ningún experimento. En el año 2023 yo estuve aquí viviendo, nunca salí de aquí.” “Tranquilo Yujiro, este hecho solo lo sabemos tú y yo ahora mismo. Por lo que he estado observando, no recuerdas nada de lo que vivimos allí. Pero no te preocupes, aún no es demasiado tarde para que te explique los motivos de todo.” Ese domingo pareció hacerse el más eterno de mi vida. Y lo que fue aún peor; lo que aconteció en la conversación me llevó a un estado de incredulidad, seguramente, jamás experimentada por nadie en este universo.

Publicado en Ciencia-ficción | Etiquetado , , | 1 Comentario

Capítulo 1 – El principio del principio.

Hola a tod@s los que leais este blog. Desde que hicimos este blog en donde compartir nuestras simpáticas, críticas y demás no he hecho ninguna sola entrada. Digamos que he sido un poco vago al respecto, pero oigan nunca es tarde para hacer las cosas que uno se propone.

Por lo tanto quiero presentarles una pequeña historia que estoy escribiendo de ciencia-ficción que dividiré en 3 o 5 capítulos por ahora y según exigencias de los lectores (si es que los hay).

Espero que les guste, aunque mi habilidad como escritor no es muy profunda, he intentando plasmar un poco del caos de mi mente en estas líneas. Lean pues.

日1 – Día 1

“Y con lo expuesto en el artículo anterior da por concluida la explicación técnica de mi invento y su interacción con la realidad de esta sociedad en la que vivimos.” Esas fueron las últimas palabras que daban paso a la solemne tapa de material de mi artículo sobre mi invento relacionado con la interacción de los seres humanos y uno de sus principales miedos: la duda de saber el futuro si, partiendo de un sueño, fuera posible dar cabida a una realidad tangible de dicho sueño sin que una tercera parte de lo cognitivo fuera dañada.

Algunos se preguntarán qué sinsentido de fundamentos son tratados en este ensayo pero yo les diré que es posible, que es posible creer en lo increíble y aún más en lo que no nos es entendible en este universo en el que discurrimos día a día.

Todo comenzó allá por el año 2030 en una ciudad costera japonesa, llamada Silvigan. En los 10 años del esplendor científico vividos anteriormente se había desarrollado una tecnología que ni siquiera la inteligencia humana fue capaz de absorber con suficiente detalle para su posterior control y manejo eficiente. Esta tecnología de la que os hablo fue propuesta para eliminar los miedos de los soldados en el campo de batalla con las vivencias de anteriores combatientes en las guerras que sufrió el mundo a lo largo de su existencia. La tecnología transformaba sobre el campo de la realidad situaciones de angustia extrema vividas en el campo de batalla real, así como situaciones límites en los que una rápida resolución por parte del individuo sobre el que se llevaba a cabo la investigación podría ser determinante para un futuro desconocido en el que se diera tal situación. Esta tecnología se llamaba a sí misma “Neural Progress Situation” o NPS. Su uso estaba restringido a unos pocos sujetos que hacían de conejillos de indias en la fase más embrionaria del proyecto y cuyos resultados mejoraron la capacidad decisoria de la persona, no sólo en el sentido militar de supervivencia, sino de la realidad del día a día en otros tipos de problemas críticos similares como pudiera ser evitar un accidente de tráfico, huir de un incendio en un hogar, etc.

Durante varios años el proyecto fue financiado por los principales países del planeta y puesto en práctica en diferentes guerrillas llevadas por ellos mismos o interpuestos en otras contiendas de otros conflictos étnicos o políticos para evaluar el resultado posible sobre los soldados. Todo parecía ser fructífero, ya que los resultados eran más que sobresalientes: 5 de cada 6 sujetos del proyecto eran capaces de superar sus miedos a dichas u otras situaciones con una rapidez por encima de la capacidad humana. Muchos países se plantearon implantar dicha tecnología no solo en sus filas militares sino en los cuerpos de policía especializados y otros en general para llevarnos a circunstancias menos límite pero no por ello menos resolubles en un tiempo crítico.

Pareció todo lo acaecido por la tecnología como un sueño tal que no se paró nadie a averiguar si dicho proceso de transformación psicológica conllevaba algún contra, alguna deficiencia que pudiera destruir alguna de las teorías desarrolladas o tesis nacidas de la experimentación con los humanos. Nada más lejos de la realidad, el principio del fin estaba a punto de llegar. Todo sucedió en el año 2028 de nuestra era, un frío día de noviembre en un lugar alejado de la sociedad moderna pero en el que los seres humanos luchaban palmo a palmo por reclamar sus derechos sobre la era de tiranía de sus políticos.

21 de noviembre 14:30 H – “Según los últimos informes, algunos de los soldados han empezado a caer desplomados por causas desconocidas.” Ese fue el comienzo del fin de muchas personas. No todo lo bueno tiene porque ser bueno a corto o largo plazo, el proyecto NPS escondía un arma de doble filo. Las situaciones límites a los que el proyecto ponía a prueba a los soldados dejaba como lastre el siguiente problema: el sistema neuronal olvidaba ciertos comportamientos naturales del ser humano en sustitución de los nuevos “implantes” generados en el cortex cerebral vividos a través de la tecnología. Como consecuencia muchos de los sentidos alteraban su comportamiento causando un sobrecolapso del sistema neuronal, ya que al emitir una petición de la información no obtenía respuesta inmediata del cerebro al haberse aliviado las conexiones neuronales que anteriormente si disponía. Muchos caían desplomados por el simple hecho de captar una imagen con su vista o de percibir un dolor no estipulado por el sistema NPS en sus anteriores fases de entrenamiento.

Estos sucesos aislados no supusieron un revés al proyecto ya que solo en esta localización geográfica fue donde únicamente en la fecha se habían producido dichos sucesos no habiéndose notificado ninguno otro similar en los demás conflictos a lo largo y ancho del mundo. Las primeras investigaciones a pie de campo revelaron que los individuos que sobrevivían al colapso no recordaban algunos mecanismos cotidianos de interacción con lo que les rodeaba, así como otras percepciones de sus sentidos que fueron mermadas parcialmente, no en su totalidad. Las noticias corrían como la pólvora sobre el fallo detectado en dicha tecnología y los problemas tan graves que producía en las personas que lo hubieran utilizado. Hasta aquí todo pareció ser que los problemas se enfocarían en los sujetos del sector militar, ningún civil debería tener acceso a dicha tecnología bajo ningún pretexto establecido. Ningún civil que no hubiera sido expuesto a dicha tecnología si no fuera porque dicha tecnología fue implantada en una fase más avanzada en un territorio civil bajo control militar en todos sus ciudadanos. El resultado de dicho ensayo fue totalmente opuesto a lo esperado hasta la fecha. Lo que sucedería a partir de entonces era algo que ni siquiera el futuro podría imaginar.

日2 – Día 2

2 de Diciembre 9:30 H. “Según fuentes no fiables lo sucedido hace aproximadamente unas semanas se está extendiendo a muchos conflictos en donde se dio uso a la tecnología NPS y el caos se está apoderando de muchos países que implementan dicha tecnología.” El día se antojaba largo y duro de digerir para muchos en lo que se denominó como el “día de la caída del futuro”. Se dio un hecho sin precedentes en la situación política y diplomática. Aquellos países que usaron NPS tenían sus filas militares en una situación más que comprometida o mermada en parte por las bajas tan altas que en tan poco tiempo que se habían producido. Esto hizo que otros contendientes o rivales estratégicos que no hubieran optado por la tecnología pudieran invadir territorios sin ningún tipo de control o defensa efectiva de sus sistemas militares. Un nuevo escenario de convulsión terrorista y de guerra se abrió en el horizonte: mientras unos países empezaron a tener revueltas internas y disturbios provocados por los sectores más radicales, otros intentaban en un inútil esfuerzo el frenar a otras naciones en su actitud expansionista de conquista de territorios en vista del debilitamiento defensivo. Mientras todos desconfiaban de todos y donde todo camino de estabilidad tendía a lo efímero, algo surgió como de la nada, de imprevisto para todos. Una nueva raza de supersoldados surgió donde otros perecieron; sí, el único pueblo del mundo en el que la tecnología se implantó en civiles resultó mucho más que un éxito, provocó que dichos ciudadanos expandieran dicha tecnología llevándola a un lado más alto del ser humano. Desarrollaron unos nuevos poderes que les otorgaban más inteligencia al poder teorizar problemas futuros, resolvieron algunas teorías científicas que hasta la fecha no se habrían demostrado y derivaron ese nuevo poder en más y mejores equipamientos sociales, políticos y militares.

Fue el epicentro de un avance revolucionario, al contrario que el resto del mundo. El proyecto “Over humans” fue todo un éxito, pero si eran controlados por los militares del país y dichos militares cayeron fulminados… ¿Quiénes los controlaban entonces? “Hemos de decirle al mundo quienes somos y qué somos. Nosotros estableceremos el equilibrio en los lugares donde reina el caos y el desorden. ¡Confiad en nosotros!.” – gritaba en un discurso el líder del pueblo de Akarium a los medios de prensa acreditados. Los países que se encontraban al borde del abismo y caos vieron este grito como su salvación a la situación generada dentro de sus fronteras y fuera de ellas, por lo que pidieron la colaboración y apoyo de dicho pueblo de Akarium a cambio de entregar provisionalmente el control del país a sabios del pueblo enviados a mediar en el conflicto. “El pueblo de los “Over humans” traerá la paz de nuevo a nuestras vidas.” – afirmaban en su gran mayoría las grandes potencias mundiales a la pregunta de qué esperaban de dicho pueblo.

Todo se dispuso para la toma de poderes de los sabios de Akarium en los estados que pidieron la ayuda, así como el envío de milicianos y maquinaria para la defensa de los países por parte del pueblo de Akarium. “Las máquinas que traen los de Akarium son majestuosas y sacadas como de un historia de ciencia-ficción. Han desarrollado la tecnología maligna para el beneficio del ser humano” – citaba en un artículo el periódico de la ciudad de Silvigan en el día de hoy. La realidad era que si tan grande fue la caída del sistema gubernamental tal y como era conocido más rápida fue la respuesta de estos ciudadanos al rescate de la sociedad moderna. ¿De verdad estos ciudadanos ayudan a cambio de nada? ¿Se ha optado por la solución mejor? Estas preguntas rondaban mi cabeza mientras el noticiario avanzaba en las pantallas del centro de la ciudad cuando caminaba hacia casa.

“Bienvenido a casa cariño”, es lo que siempre quise esperar al llegar a casa pero en vez de aquello recibía un feliz ladrido por parte de mi perro Bruno. La casa estaba hecha un desastre dado que yo era un desastre como persona y más como persona dejada que era. La búsqueda con ahínco en diferentes estudios de un invento que revolucionará mi vida, consumía mi vida desde los 21 años, hasta la actualidad. Mi nombre es Yujiro Saburame, ingeniero informático por la universidad de Chikushi y especialista del sistema NPS durante los 3 años largos que pasé como instructor del sistema en la base militar del norte del país. Esto me facilitaba tener acceso a cierto contenido sensible del sistema que pude copiar y almacenar en mi computador de casa antes de que sucedieran los primeros problemas.

La situación diaria no cambiaba mucho de un día para otro y el tema de conversación principal era el mismo. Así que mi día a día consistía en ir a la empresa de software en la que trabajaba, salir de ella y volver a casa. Los fines de semana eran exclusivamente para mi investigación y apenas tenía amistades, excepto una compañera de trabajo que me veía como un condenado loco y se interesaba por mí en contadas ocasiones en la empresa, Yuki Riu se llamaba. Y en resumidas cuentas así era mi vida hasta hace unas semanas cuando empezaron los primeros brotes del fallo en el sistema NPS y posterior estado de toque de queda en la ciudad a partir de determinadas horas impuestas por las autoridades. A lo largo de las dos semanas siguientes la situación se normalizó en la ciudad y se levantó el toque de queda tanto aquí como en todo el país, dado que los “Over humans” se habían desplegado en la región y habían mediado en los conflictos generados, dando así una falsa y rara sensación de paz momentánea.

En los lugares que se asentaron las nuevas colonias de “Over humans”, obligaron a los ciudadanos de la región a llevar unos dispositivos de identificación insertados bajo la piel para llevar el control de los ciudadanos libres de la tecnología NPS y obtener un conocimiento exacto de todos los individuos de la comunidad. Este hecho me hizo inquietarme y volverme un poco paranoico con la finalidad de este sistema de identificación, dado que constantemente en mi empresa el sistema de identificación era saboteado de una manera asombrosamente fácil conllevando problemas cada dos por tres en el sistema. Me rondó la idea de que si ocurriera lo mismo con los chips, de nada serviría tenerlos identificados, pero simplemente me dejé llevar por la inercia de la sociedad y accedí a ser vigilado también. Si cuando las cosas buenas vienen seguidas de otras cosas buenas también las malas hacen el mismo recorrido. Conseguí de nuevo entrar en el sistema NPS para obtener más información detallada sobre nuevos casos, y cual fue mi sorpresa al encontrar un documento clasificado cuyo nombre en clave era “OHSPMC-13/01/2029”. Para mi sorpresa contenía el siguiente título descifrado “Over Humans: Source Power and Mind Control”, y venía firmado por un tal YS. ¿Fuentes de poder? ¿Control mental?, ¿Over humans?, fuera lo que fuese no iba a ser nada bueno ya que desde que tuviera lugar el problema en Muhóca el 21 de noviembre, el sistema NPS fue deshabilitado y sus investigadores pasaron a la clandestinidad debido a las persecuciones políticas que sufrieron. ¿Quién pudo hacer este documento?, parecía que alguien había descubierto algo que no podía difundir por otros canales más seguro que este. Pronto iba a salir de dudas pero, un nuevo documento apareció mientras ojeaba el anterior y en el cual se podía leer claramente “I need #@20<“. La curiosidad mató al gato y a mi también.

Publicado en Ciencia-ficción | Etiquetado , , | 2 comentarios

Descartes, el discurso del método y el escepticismo actual, parte I

En este articulo voy a hablar de Descartes y de como se relacionan sus enseñanzas con el escepticismo actual o, mejor dicho, con el escepticismo que promovemos desde aquí.

Retrato de René Descartes

El personaje

René Descartes nació en La Haye en Touraine el 31 de marzo de 1596. Desde pequeño Descartes tuvo una salud débil que finalmente desencadenaría su muerte en Estocolmo en 1650 de una pulmonía.

Procedía de una familia de magistrados y su padre incluso llego a ser consejero del parlamento de Rennes. Estudió en el prestigioso Collège Henri IV de La Flèche regentado por los jesuitas.

Según el mismo cuenta se desengañó pronto con los conocimientos que le enseñaban, ya que según él no podía, mediante estas, «adquirir un conocimiento claro y seguro». Por estas razones llegó a la siguiente conclusión:

«Todas esas razones me permitían tomarme la libertad de…pensar que no había ninguna doctrina en el mundo que fuese tal y como antes me la habían hecho esperar.»

A pesar de estas decepciones supo ver los beneficios que se desprendían de sus estudios y por ello siguió esforzándose e interesándose. Es 1612 cuando abandona la escuela de La Flèche y posteriormente se licencia en derecho en la universidad de Poiters en 1616.  Descartes quiere ver mundo y para ello se alista en el ejército de Mauricio de Nassau en 1618. De ahí pasará a alistarse al ejercito imperial de Maximiliano de Baviera al principio de la Guerra de los Treinta Años.

La circunstancias lo llevan a quedar inmovilizado en el invierno de 1619-1620 en una fortaleza en Neoburgo y es allí, en la soledad de una habitación donde combate el frío al calor de una estufa, donde se revelará su genio por vez primera. El mismo René se muestra entusiasmado con su descubrimiento:

«Le 10 novembre 1619 lorsque rempli d’enthousiasme je trouvai le fondement d’une science admirable… » (Olympiques, fragmento)

Después de un tiempo termina instalándose en Holanda, por dos principales motivos: el aire de libertad que se respiraba allí, más propicio que en Francia, y la posibilidad de disfrutar de una soledad que en París era imposible debido a la proximidad de conocidos.

Publicado en Escepticismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Escepticismo: una reflexión personal

Escepticismo. ¿Qué es ser escéptico? Pues bien, según la RAE la primera acepción de escepticismo es:

Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo.

Como muy bien se define el escéptico desconfía de la veracidad o eficacia de algo en concreto. A diferencia de lo que muchos charlatanes afirman, a saber, que los escépticos desconfían de cualquier cosa de forma sistemática. Para ilustrarlo pondré un ejemplo.

Imaginemos que tu y yo nos encontramos una tarde paseando tranquilamente por una calle o tomando un café. A lo largo de una charla distendida me comentas que tu abuelo era de origen francés y que, por tanto, tienes sangre francesa. A priori, puede ser verdad o no, pero yo seguramente confiaré en tu palabra, porque este hecho no es nada especial. Ahora supongamos que en vez de mencionarme tu raíces francesas, me hablas de los orígenes de tu abuelo paterno. Afirmas que éste vino de una galaxia distante, y que por ello tienes sangre extraterrestre que te da poderes sobrehumanos. Si en este segundo caso yo dudo estoy siendo escéptico. Y te pediré amablemente que muestres pruebas para que pueda creerte.

Espero que con este ejemplo hallamos entendido lo que es el escepticismo. Pero esto va más allá. Muchas personas escépticas  se esfuerzan por avisar al resto de personas, que tal vez no son tan cautas, acerca de los desvaríos de ciertos individuos sin escrúpulos que intenta sacar algún beneficio de la credulidad de el resto de personas.

¿En qué nos ayuda ser escépticos?

Cómo hemos visto nos protege de mentiras y engaños de ciertos personajes que intentan sacar beneficio a nuestra costa. Estos personajes suelen ser llamados  como magufos y pseudocientíficos. Y aunque no lo creas estamos rodeados de ellos, simplemente piensa en toda la cantidad de pseudociencias y magufadas que conocerás y que puede que incluso  creas que funcionan: homeopatía, acupuntura, pulseras que mejoran nuestra salud, creacionismo, negacionismo del SIDA , y una larga lista de mentiras que nos rodean. El ser escépticos con tales cosas no solo puede protegernos económicamente, sino también puede proteger nuestra salud y ayudarnos a pensar de forma crítica haciéndonos mejores personas y ciudadanos.

Queremos instar todo el mundo a que adopte un forma más crítica de pensar para ayudar a evitar que nuestra sociedad se torne más crédula y pierda todos los avances que hemos conseguido a consta de cuestionar mentiras y buscar la verdad real detrás de las cosas.

Este artículo ha sido preparado para celebrar y promover el día 20 de diciembre como Día Mundial del Escepticismo y Contra el Avance de las Pseudociencias en honor al magnifico divulgador Carl Sagan. Para más información acerca de esta iniciativa visita el blog proyecto sandia.

Publicado en Escepticismo | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Manifiesto por una universidad libre de pseudociencia y oscurantismo

Quiero hacerme eco de este movimiento en nuestro blog para ayudar a
difundir dicha campaña y, además, me parece una idea genial para la
primera entrada de éste.

Tal vez muchos ya hayáis oído hablar de este manifiesto que propusieron los
autores del recomendable blog de divulgación La Ciencia y sus
Demonios
. En poco tiempo se han recogido muchas firmas lo que demuestra
que hay un sector de la sociedad que ve la necesidad de que la
universidad sea una fuente de investigación y divulgación de un
conocimiento cierto que trasmitir a la sociedad para mejorarla. Por el
contrario, muchas universidades han perdido el norte y dan cabida en sus
instituciones a charlatanes y magufos que se aprovechan de este hecho
para dar un falsa credibilidad a sus mentiras de cara al publico
general. Por ello todos los firmantes queremos instar a los órganos
correspondientes de cada universidad española a revisar la manera en la
que se gastan los fondos públicos. Si para investigar y ayudar a mejorar
la sociedad o a ayudar a estafadores a lustrar sus malolientes
mentiras.

Os invito a todos a firmar este manifiesto para ayudar a limpiar
nuestras universidades. Podéis acceder al articulo de La Ciencia y
sus Demonios
en el siguiente enlace.

Firmar el manifiesto

Publicado en Escepticismo | Etiquetado , , | Deja un comentario